viernes, 11 de abril de 2008

Cine & Humo

"Árbitro de fútbol: ¿Qué es lo que hace con ese puro en la boca?
Groucho Marx: ¿Conoce alguna otra manera de fumarlo? "

Plumas de caballo (Horse Feathers, Norman McCleod, 1932)



Los cigarrillos son el opuesto perverso de los puros: los puros son largos, los cigarrillos cortos, los puros son oscuros, los cigarrillos blancos, los puros son gruesos, los cigarrillos delgados, los puros huelen fuerte, los cigarrillos están perfumados, los cigarrillos son para los labios, los puros para la boca y los dientes, los cigarrillos nunca se apagan pero se extinguen rápidamente, mientras que los puros aparentan vivir para siempre, los puros son tipos rudos, los cigarrillos femeninos como las joyas, los cigarrillos se fuman sin parar, los puros deben fumarse uno cada cierto tiempo, con todo el ocio del mundo. Los cigarrillos pertenecen al instante, los puros son para la eternidad.
(Guillermo Cabrera Infante, Puro Humo)

Hubo un tiempo donde fumar no estaba tan mal visto como hoy en día y el cine nos dejó grandes escenas llenas de humo, donde Bogart, Dietrich, Wayne o Hepburn nos fascinaron con su manera de fumar y nos llenaron los ojos con el humo de sus cigarrillos. Muchos quisimos fumar sólo para ser como ellos. Y si no, apagad la maravillosa canción de Billie Holyday y ved como fumaba Marlene Dietrich en El expreso de Shanghai...



video de SergioOliver


CIGARRILLOS DE PELÍCULA

* Marlene Dietrich en El expreso de Shanghai (Shanghai express, Josef Von Sternberg, 1932)
* Humphrey Bogart en Casablanca (Casablanca, Michael Curtiz, 1942)
* Bette Davis en La extraña pasajera (Now, Voyager, Irving Rapper, 1942)
* Lauren Bacall en Tener y no tener (To Have and Have Not, Howard Hawks, 1944)
* Cary Grant en Encadenados (Notorius, Alfred Hitchcock, 1946)
* Ava Gardner en Forajidos (The killers, Robert Siodmak, 1946)
* Rita Hayworth en La dama de Shanghai (The Lady from Shanghai, Orson Welles, 1948)
* John Wayne en El hombre tranquilo (The quiet man, John Ford, 1952)
* Orson Welles en Sed de mal (Touch of evil, Orson Welles, 1958)
* Marcello Mastroianni en La Dolce Vita (Federico Fellini, 1960)

1 comentario:

Papagena dijo...

Puffff a quién no le entran ganas de fumar viendo a esa mujer en ese tren!!! Como diría Terenci, un Ducados, por favor...