miércoles, 11 de febrero de 2009

Cuando el cine se hizo arte

170 planos. En escena, la cruel carga de las tropas zaristas contra el pueblo indefenso en la escalinata de Odessa. Con una fotografía ejemplar de Eduard Tissé. Con la colectividad y el grupo como máximo protagonista. Toda una sinfonía coral perfectamente orquestada. Un tiempo sostenido que destila grandeza y épica. Un dominio de la acción y el montaje que inventan el cine. Seis minutos rodados con maestría y precisión de cirujano. Hay películas y directores sin los cuáles el cine no sería lo mismo. Sergei Mijailovich Eisenstein y su “Acorazado Potemkin” son el mejor ejemplo de ello. Tal día como hoy, hace 61 años, moría el genial director ruso, pero de su mano había nacido el cine...


El acorazado Potemkin (Bronenosez Potemkin, Sergei M.Eisenstein, 1925)


Video de cinemasequence

6 comentarios:

C.C.Buxter dijo...

Voy a confesar que es la primera vez que veo entera la escena de las escaleras, y tengo que decir que me ha parecido especialmente electrizante y moderna. A pesar de esto, sin embargo, tengo que decir que, hoy en día, "El acorazado Potemkin" o las películas de Griffith tienen un valor más arqueológico que otra cosa. La cruel ironía es que, siendo los inventores de la forma de hacer el cine tal y como lo conocemos, al estar en una fase tan embrionaria resulta muy difícil (al menos para mí) verlas como simples películas. Es como leer "El conde Lucanor"...

Por lo demás, hay que decir que Brian De Palma hizo un buen homenaje en "Los intocables de Elliott Ness", y que no fue peor el "contrahomenaje" de "Agárralo como puedas" ;P

Josefina dijo...

También para mi, es la primera vez que veo esta escena en su totalidad. Estoy muy impresionada y ha sido puro arte cinematográfico, como pocas veces he apreciado aun cuando todo lo épico y grandioso visto, ha sido fruto y herencia de este gran director ruso...

Vivian dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo Ripley. Si me permites, siguiendo con Eisenstein, una recomendación, las dos películas sobre Iván el Terrible, en especial la segunda, donde nuevamente cine y arte van de la mano.
“El maestro de la edición” suelen decir al mencionarlo, en mi opinión Eisenstein es mucho más que eso...

ethan dijo...

No estoy de acuerdo en lo del valor arqueológico de "El Acorazado Potemkin". Es una película que debería estar presente en todo aquel que quiera dedicarse al cine y en especial al montaje, aunque, como dice Vivian, también interesante en otras cuestiones cinematográficas . Un referente muy válido para aprender esto del cine. Mejor pararse a estudiar "El Acorazado..." que visionar la mayoría de las películas actuales.
Saludos!

Mr.Ripley dijo...

Yo añadiría a tus recomendaciones, Vivian, la magnífica Alexandr Nevski, con música de Prokofiev además...

pilar dijo...

no entiendo como una persona puede ver estas imagenes y darles sólo un valor arqueológico.

Yo las he visto en varias ocasiones, y esta tarde, aquí en casa, se me vuelve a poner la carne de gallina,y la indigancación por la violencia gratuita se me sube a la arteria carótida... debe ser que estoy mayor... y entiendo poco de cine.

Gracias Mr. Ripley, hay que recordar, si.