viernes, 19 de junio de 2009

Encadenados a un beso




Comentaba Ariodante, en relación al video de homenaje a Hitchcock del post del suspense, que entre todas las imágenes que aparecían de las películas del maestro, echaba de menos el beso de Cary Grant e Ingrid Bergman de la película Encadenados. Y la verdad es que sí. Porque los besos de las películas de Hitchcock son especialmente significativos, sensuales, acariciados, con diálogo (esto lo hacía según contaba para burlar las censuras, si los personajes estaban hablando era más difícil cortar las escenas). Esos besos envolventes con el movimiento de la cámara demostraban que Hitchcock no sólo tenía talento para hacernos estremecer, sino que también lo tenía para hacernos partícipes de los besos más sugerentes que se hayan dado en el celuloide. Y de todos ellos, el que encadenó a Cary Grant e Ingrid Bergman posiblemente sea el mejor...



Video de golemmingsgo

11 comentarios:

Elvira dijo...

A ella se la ve muy entusiasmada, a él no tanto. :-)

Mr.Ripley dijo...

ja,ja,ja que mala Elvira...

C.C.Buxter dijo...

"Encadenados" es una de mis películas favoritas de Hitchcock. No hay nada como poner de malos a un grupo de nazis: siempre funciona.

Si no recuerdo mal, otro de los besos canónicos en el cine de Hitchcock es el que se dan James Stewart y Kim Novak en "Vértigo", con las olas del mar de fondo.

ARIODANTE dijo...

Cielos, siiii! Hacía siglos que no veía esa escena. Es absolutamente subyugante. Elvira, si has visto la peli, él tiene una misión que cumplir y no se puede explayar a gusto. Es decir, está contenido porque tiene que contenerse. Ella no sabe nada del tema y simplemente, está enamorada.
El beso de "Vértigo" también es muy bueno...y el famoso beso de Deborah Kerr y Burt Lancaster, en la playa en "De aqui a la eternidad" es inmenso...¿o no?

Mr.Ripley dijo...

Hola C.C. y Ariodante!

Pues sí, el beso de Vértigo es otro de los que quitan el hipo. Y el de Burt Lancaster y Deborah Kerr en "De aquí a la eternidad", no digamos. Todos ellos estarían en el "top ten" de besos. ¿A alguien se le ocurre algún beso más para este catálogo de grandes besos que estamos haciendo? A mí me viene a la mente ahora el de Gregory Peck y Jennifer Jones en "Duelo al sol", que se besan y se mueren, madre mía ese si que es un beso definitivo, je,je

Besos para todas y abrazos para C.C. :-)

Elvira dijo...

Gracias por la explicación, Ariodante. Si la vi fue hace tanto tiempo que no la recuerdo, la verdad. Otras de Hitchcock las tengo clarísimas en la memoria.

El beso de Burt Lancaster y Deborah Kerr es el más, más, más...

Besos a todos

C.C.Buxter dijo...

Bueno, el beso de "Duelo al sol" es tremendo, no porque luego mueran, sino porque segundos antes han intentado matarse el uno al otro... Ya que estamos haciendo una lista, también es digno de mención el beso final de "Desayuno con diamantes", con Audrey Hepburn bajo la lluvia. Y cómo olvidar el "beso de la muerte" que Michael Corleone le da a su hermano Fredo en "El padrino II"...

Otro abrazo para ti Mr. Ripley jaja

Papagena dijo...

Qué buena pareja hacían Cary Grant e Ingrid Bergman... creo que Encadenados es mi peli favorita de Hitchcock.

Pero si tengo que elegir un beso, el de "Duelo al Sol", de todas todas. Aunque el de "El hombre tranquilo" bajo la tormenta me gusta mucho también.

Besos :-)

Mr.Ripley dijo...

Sí señor, buenos besos también el de "Desayuno con diamantes" y el de "El hombre tranquilo", y no digamos el beso de la muerte de los Corleone. Tenéis buen gusto besucón-cinéfilo. Pues siguiendo con más besos, no deberiamos olvidar a Scarlett O'Hara y Red Buttler o a Rick e Ilsa en "Casablanca"...

Esto es un non stop de besos y besos...

Vivian dijo...

Maestro del suspense, sí, pero no sólo del suspense, sabía hacer películas de principio a fin, en todos los aspectos cinéfilos posibles.
Respecto a besos de película, ya habéis mencionado todos los que se me ocurren ahora, así que me sumo a ellos.

Saludos

ARIODANTE dijo...

Cierto, cierto,habéis ido recordando besos apoteósicos,no me acordaba de Duelo al sol, y es verdad, es uno de los más impresionantes, por las circumstancias. Y el homérico beso de El hombre tranquilo, ¡qué maravilla!(qué deliciosa peli, ¿no?)