lunes, 3 de agosto de 2009

Juego de lágrimas

En el muy entretenido libro Sólo para cinéfilos, el editor Richard Kelly, propone a distintos críticos, escritores, guionistas y directores, realizar las más variopintas clasificaciones cinéfilas que van desde los diez peores peinados de la historia del cine hasta diez de aquellas películas comerciales que nos gustan mucho pero que no nos atrevemos a confesar. Otra de las clasificaciones que se hacen es la de aquellas películas que nos han hecho llorar en el cine. Entre las que se proponen están Campeón, Valor de Ley, Rompiendo las olas, Centauros del desierto o La lista de Schindler. Confieso que yo no soy de llorar a moco tendido y pañuelo en ristre en el cine, aunque algunas películas me han conmovido profundamente y han llegado incluso a humedecer mis ojos. De todas las que se citan me quedo con La lista de Schindler como una de las películas que más pesar y tristeza me han producido. Tiene algunos momentos tan bien hechos, con tanta certeza de realidad, que pensar que todo aquello fue verdad todavía duele. ¿Y vosotros? Siguiendo este juego de lágrimas, ¿recordáis especialmente alguna película que os haya hecho llorar en la oscuridad del cine?


La lista de Schindler, Steven Spielberg, 1993...


Video de silencioserueda

11 comentarios:

Vivian dijo...

Por motivos que serían largos de explicar mantengo con Spielberg una especie de relación amor-odio respecto a sus películas, lo que me lleva a no haber visto “La Listas de Schindler”, a pesar de múltiples recomendaciones. Más por cabezonería que por otra cosa.
Pero, a lo que iba, me parece muy interesante la idea que plantea el libro, y en el apartado pelis que me hicieron llorar, me gustaría mencionar una, española, poco conocida, y muuuuyyyy especial para mí, siempre que la veo acabo llorando, aunque sepa de memoria todo lo que va a pasar, se trata de “Valentina” de Antonio José Betancor, basada en la novela “Crónica del Alba” de Ramón J. Sender.
A destacar, su maravillosa banda sonora.

Un saludo

Faria dijo...

"Los puentes de Madison". Escena del coche, al final. Ella mirando el coche de delante y la puerta. La puerta.

Y Faria llorando a moco tendido. De las pocas veces que he llorado con una película. Conmocionarme, sí me han conmocionado algunas, como es el caso de "La lista de Schindler", pero llorar... nunca como en "Los puentes...".

Saludos cinéfilos!!

Myra dijo...

Son varias las pelis que me han hecho llorar. Que recuerde ahora, "Campeón". Dios lo que lloré cone sa peli. Otra,"Los girasoles". Es imposible ver a la Loren llorar y no llorar con ella. Y con esa maravillosa banda sonora de fondo. Es que me gusta mucho esta peli. Y así más recientemente "Las doce rosas". Hacía mucho que no volvía a llorar tanto en el cine. PEro vamos, que cuando salí de la sala hipaba y todo del disgusto que llevaba.

Un beso

fandestéphane dijo...

Cada vez que la veo me hace llorar.
Adivina quién viene esta noche, de 1966.
Casi al final cuando Spencer dice que nunca sentirán lo que él a sentido por la Hepburn.
Y también como Faria, los puentes y al final. No lloro nunca, pero con esas dos, chorreando oiga, y a mis años...

Saludos

ARIODANTE dijo...

Bueno, pues con a Lista de Schlinder no, pero con "Qué verde era mi valle" he llorado a lágrima viva, y con "Los puentes de Madison" también, y con "Carta de una desconocida" muchíiisimo. Prefiero no seguir, creo que con éstas ya es suficiente, ¿no?
Saludetes veraniegos

Mr.Ripley dijo...

Pues si que habéis cogido lloreras en el cine je,je

Vivian, me uno a los que te recomiendan que veas "La lista de Schindler". De "Valentina" tengo un grato pero nebuloso recuerdo de haberla visto hace mucho tiempo.

Faria, "Los puentes de Madison" es una obra maestra con la que es casi obligado llorar, veo que tienes buen gusto para elegir tus lloreras je,je

Myra, es que con Sofía Loren en pantalla uno llora siempre aunque sea de alegría de verla je,je

Fandestéphane, Tracy & Hepburn, otra pareja que con sólo verlos se emociona uno...

Saludos cinéfilos a todos :-)

Mr.Ripley dijo...

Ariodante, "Carta de una desconocida" es otra cumbre del cine con la que hay que llorar sí o sí, vaya peliculón!!!

Saludos veraniegos pa todos :-)

ethan dijo...

Pues hay una película en la que da igual las veces que la vea siempre termino llorando:
¡Qué ruina de función!
No puedo con ella, me duele el estomago, me duele todo de tanto reir y al final se me saltan las lágrimas.
Saludos!

Mr.Ripley dijo...

Eso está muy bien, Ethan, llorar de risa. Se nos había olvidado que no todas las lágrimas son de tristeza en el cine...

C.C.Buxter dijo...

Vaya hombre, me tomo un descanso de mi veraneo y me encuentro con esta entrada tan triste...

Bueno, confesaré: sólo he llorado una vez con una película, y fue con "Marcelino, pan y vino". Yo tendría unos doce o trece años, creo, y la vida de Marcelino me había tenido en vilo; ¡ay cuando le pica el escorpión! Luego vi que se salvaba y me llevé una gran alegría, y cuando Jesucristo le dice que va a ver a su madre, ¡qué felices me las prometía! Pero claro, al ver luego esa lápida con su nombre... Contuve las lágrimas porque había familia conmigo, pero fue encerrarme en mi habitación y llorar a moco tendido. Pobre Marcelino. No he vuelto a verla nuevamente, pero no creo que hoy me causase la misma emoción.

Otras películas me han llegado a emocionar también (sin ir más lejos, el final de "Cinema Paradiso", hace bien poco, o cuando el general Custer se despide de su mujer en "Murieron con las botas puestas"), pero no hasta el punto de llorar.

Lo de hacer una lista con películas comerciales que, íntima y secretamente, nos gustan, sería una buena idea para una entrada. Escribir de Wilder, Ford, John Wayne, etc está muy bien, pero alguna vez tendremos que confesar nuestras perversiones cinéfilas. Venga, doy un paso al frente:

- Me llamo C.C. Buxter y me gusta... "Demolition man" ¿Cómo se utilizarán las famosas tres conchas? :-)

Mr.Ripley dijo...

Je,je,je,, venga, C.C., haz una entrada en tu blog sobre las tres conchas de "Demolition Man"...

Yo también confesaré, reconozco que me lo pasé muy bien en su momento, era joven e ingenuo, viendo pelis como los regresos al futuro, los inmortales (la uno sólo eso sí), incluso las junglas de cristal... la mayoría no las he vuelto a ver desde entonces, no sé si habrán envejecido bien o mal o eran muy malas o no tanto...

Saludos confesos :-)