martes, 7 de octubre de 2008

El tren que ya estuvo en Yuma

Ahora que tenemos en los cines la estupenda película "El tren de las 3:10" de James Mangold con Russell Crowe y Christian Bale, yo sin embargo quiero recordar que antes de que Russell y Christian cogieran el tren para Yuma, en 1957 ya lo habían cogido Glenn Ford y Van Heflin en el clásico de Delmer Daves rodado en bellísimo blanco y negro y con tanta brillantez y fuerza como el estupendo remake que tenemos ahora en las carteleras. De hecho, aunque la acción está más desarrollada con la nueva versión (el western de Daves es de los de caracter psicológico), la brillantez de su guión ya se encontraba integramente en la primera película, y como muestra este botón del maravilloso diálogo que mantienen Glenn Ford y Felicia Farr (el forajido Ben Wade y la camarera Emmy), que no aparece en el nuevo film...


- ¿Volverás a Bisbee alguna vez?
- No creo
- Ya lo suponia
- No me quedo mucho tiempo en ningun sitio. ¿Te importa?
- Claro que sí ¿Qué puedo hacer? Tú te vas y yo me quedo.
Pero no me quejo. Así tengo algo para recordar.
- Yo también
- Es curioso, puedes ver a ciertos hombres durante 10 años y nunca reparas en ellos, y a otros los ves una sola vez y no los olvidas jamás.



...Y ahora los vemos, El tren de las 3:10, Delmer Daves, 1957...


Video de quixotando

EL TREN DE LAS 3:10
(3:10 to Yuma)
USA. 1957
Columbia Pictures
Director: Delmer Daves
Productor: David Heilweil
Director artístico: Frank Hotaling
Guión: Halsted Welles (basado en la historia de Elmore Leonard)
Música: George Duning
Fotografía: Charles Lawton Jr.
Reparto: Glenn Ford, Van Heflin, Felicia Farr, Leora Dana, Henry Jones, Richard Jaeckel, Robert Emhardt, Sheridan Comerate, George Mitchell, Robert Ellenstein, Ford Rainey
B/N. 92 minutos.

2 comentarios:

Papagena dijo...

Qué bien está Glenn Ford en esta peli, y eso que no es de mis actores favoritos. Hay cosas de este diálogo que sí aparecen textuales (o casi), como cuando él le dice you look kind of skinny, y ella responde I feel skinny. Y él le dice que no le importa que una chica esté delgada mientras tenga ojos verdes para compensar (bueno, el que dice verdes es Russell Crowe, Glenn dice azules). Ambos dibujan prácticamente el mismo personaje, aunque quizá a Crowe el guión le da más oportunidad de concretarlo. El granjero de Heflin, sin embargo, me cae peor que el que hace Christian Bale. Y, aunque digas que el original es de corte más psicológico, yo encuentro más desarrollada y más rica en matices la relación entre los dos en el remake.

El final de la antigua me gusta más... aunque a cualquiera de los dos trenes me subo encantada, si he de elegir me quedo con el vagón en color en el que va Russell Crowe :-)

Mr.Ripley dijo...

Me parece a mi que a usted el factor Russell Crowe es el que la hace decantarse... :-P