lunes, 5 de enero de 2009

La historia del rey sabio

Había un rey que gobernó en su reino.
Justo en el medio del reino había un pozo.
Ahí era donde todos bebían.
Una noche, una bruja apareció...
y envenenó el pozo.
Y al día siguiente, todos bebieron de ahí, menos el rey...
y todos se volvieron locos.
Salieron todos juntos a la calle y dijeron:
“Tenemos que deshacernos del rey porque está loco”
Y entonces esa noche, él bajó y bebió del pozo.
Y al día siguiente toda la gente se alegró...
porque su rey había recuperado la razón.


(Se lo cuenta Laurie (Barbara Eda-Young) a Frank Serpico (Al Pacino), en "Serpico", Sidney Lumet, 1973)

...que tengáis una feliz noche de reyes y que os traigan muchos regalos a todos...


2 comentarios:

Papagena dijo...

Lo mejor de "Serpico" es la escena en la que él escucha E lucevan le stelle mientras prepara café, y la chica confunde a Di Stefano con Björling. La voz de Pippo es lo único que puede salvar esa película :P

Feliz día, Mr. Ripley, y que los Reyes te traigan muchas cosas :-)

Vivian dijo...

No recordaba esta historia, gracias por devolverla a mi recuerdo.
Espero que los Reyes te hayan traído lo que esperabas, sino todo, al menos lo que más ilusión te hacía.
A mí también me gusta la escena que recordó Papagena.

Un saludo