sábado, 24 de enero de 2009

Un mundo mágico

“Recuerdo que de niño me llevaban al cine –mi padre, mi madre o mi hermano- y que mi primera sensación fue la de penetrar en un mundo mágico: la alfombra mullida, el olor de las palomitas de maíz frescas, la oscuridad, la sensación de seguridad y sobre todo de estar en un santuario: todas estas cosas evocan en mi memoria una iglesia. Un mundo de sueños. Un lugar que provocaba y agrandaba nuestra imaginación. La primera imagen de cine que recuerdo es la de un tráiler de una película de Roy Rogers. Montado en su caballo Trigger, se le veía saltar por encima de un tronco . Pero la primera película de la que recuerdo el título es Duelo al sol (Duel in the sun, King Vidor, 1946). La tranquilizadora oscuridad de la sala fue desgarrada de pronto por una explosión extravagante de colores vivos, seguida de muchos disparos: los créditos iniciales de la película. Era en 1946, yo tenia cinco años. Fue una gran experiencia sensual: la intensidad salvaje de la música, el Technicolor de “tres bandas”, la sensación del espacio (como sólo King Vidor podía recrearla), la utilización de los planos matte (cuadros) y, finalmente, el “duelo al sol” en sí mismo, todo era abrumador. Recuerdo haberme tapado los ojos, amedrentado, durante la secuencia final, mientras estalla la música sobre el fundido encadenado de Jennifer Jones a caballo, que da paso a un sol cegador de un amarillo casi blanco, mientras los dos amantes se acribillan y luego, tras la ascensión de Jennifer Jones, mueren uno en brazos del otro. La calidad alucinatoria de la estampa jamás ha disminuido, después de tantos años. Creo que esta experiencia me marcó para siempre.”

Martín Scorsese en Cahiers du Cinéma, número 500


Duelo al sol (duel in the sun, King Vidor, 1946), sólo he encontrado esta versión doblada, sirva de homenaje a la recientemente fallecida Elsa Fábregas...


Video de JavierWestern

9 comentarios:

Papagena dijo...

Oooooooooh...

No me extraña que se quedara marcado, esta escena es de las más impactantes de la historia del cine. Me encanta!!!

Y también veo el cine como un refugio maravilloso, aunque a veces hay cada petardo (como los que no sólo no apagan el movil sino que lo responden y hablan sin cortarse, grrr)

Besos cinéfilos :-)

Vivian dijo...

Grande Scorsese, con la imagen y con la palabra…
Esta entrada me trajo recuerdos de infancia, curiosamente yo también vi la película siendo niña. Por lo general los western me recuerdan a mi padre, pero éste, precisamente éste, me recuerda a mi madre y las tardes de invierno de sábado frente al televisor…
Ni que decir tiene, la película me encanta, con ese final trágico y a la vez apasionante…

Un saludo

Mr.Ripley dijo...

La verdad es que sí que es uno de los finales más esplendorosos, líricos y excesivos de la historia del cine. A mí también me recuerda a las tardes de niñez frente al televisor.

Saludos westerianos a ambas :-)

pilar dijo...

mi primer recuerdo cinéfilo, nítido todavía en mi cabeza, no puedo precisar que años tenía, pero yo era muy muy pequeña, ... "los diez mandamientos", quedé en estado de shock, durante unos cuantos días...

ethan dijo...

Ese final es uno de los mejores del cine de todos los tiempos. Pero también me acuerdo del arranque y de un baile encima de una mesa en un tugurio oscuro.
Saludos!

Mr.Ripley dijo...

Saludos Pilar, es cierto, "los diez mandamientos" es para mi otra pelí de televisor y niñez.

Bienvenido Ethan, "Duelo al sol" es un estupendo western, y si además lo dice alguien como Ethan Edwards que algo sabrá de westerns...

Pedro dijo...

Hacía siglos q no veía esa escena. Muchísimas gracias por ofrecérnosla.

Pedro dijo...

Voy a poner un enlace a tu blog desde el mío
http://absurdilandia.blogspot.com/
si no te importa.

Gracias, saludos cordiales

"Y los sueños, cine son".

Mr.Ripley dijo...

Bienvenido Pedro, no sólo no me importa si no que estoy encantado de que me dejes un rinconcito en tu absurdilandia...