jueves, 22 de mayo de 2008

El regreso de Indiana Jones

A principios de los ochenta, George Lucas y Steven Spielberg decidieron reinventar el género de aventuras. Deseosos de recuperar ese cine de aventuras clásico, el que habían visto y disfrutado en su niñez, y con la intención de hacer el cine que les gustaria volver a ver y disfrutar, se inventaron a Indiana Jones. Y lo hicieron inspirándose en las fuentes de la aventura clásica y con la sana intención de divertirse y divertirnos a todos. Y todos los niños de una generación, y los no tan niños, disfrutamos con las aventuras del arqueólogo de látigo en ristre, sombrero y chaqueta de cuero. En busca del arca perdida, del templo maldito o del santo grial. Qué agradecidos les estamos.
Veinte años después de la última aventura de Indiana, George Lucas, Steven Spielberg y Harrison Ford recuperan el látigo y el sombrero con la maravillosa intención de volver a hacernos pasar un rato inolvidable. Veinte años después nos volvemos de nuevo niños, cogemos las palomitas e intentaremos disfrutar tanto como en aquellas ocasiones. Ojalá lo consigan.
Os dejo con la trepidante escena inicial, y ya mítica, de En busca del arca perdida (
Raiders of the lost Ark, Steven Spielberg, 1981)



Video de JonMongasCineMoment



FILMOGRAFÍA
1981 En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark) de Steven Spielberg
1984 Indiana Jones y el templo maldito (Indiana Jones and the Temple of Doom) de Steven Spielberg
1989 Indiana Jones y la última cruzada (Indiana Jones and the Last Crusade) de
Steven Spielberg
2008 Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull) de Steven Spielberg

3 comentarios:

Papagena dijo...

Mi favorita es El templo maldito. Indiana Jones es el héroe de mi niñez por excelencia, así que estoy deseando reencontrarme con él :-D

Mr.Ripley dijo...

Pues yo creo que me quedo con La última cruzada, porque si a Indiana Jones le sumamos la presencia de Sean Connery, aquello ya es fantástico total...

Salarino dijo...

Ay. No sé si será algo generacional, pero Indiana nunca llegó en mi cielo particular a la categoría mítica de la tontología (trilogía + tres tontas secuelas) de Star Wars (o como decíamos entonces, "laguerralasgalasias")
Eso sí, iré al cine a verla.