sábado, 10 de mayo de 2008

La silla de Fernando

Hace casi seis meses murió Fernando Fernán-Gómez. Y hace dos años, David Trueba y Luis Alegre realizaban una película-documental-conversación donde Fernán-Gómez hablaba frente a la cámara sobre lo divino y lo humano. Rodaron más de veinte horas de conversaciones, pero en la película sólo utilizaron 85 minutos que se nos hacen terriblemente cortos. Fernán-Gómez era una figura apasionante, aparte de un creador con mayúsculas (actor, escritor, director, dramaturgo,...), era una mente tan lúcida que su conversación resulta un privilegio, nos pasaríamos horas y horas escuchándole arrebatados sin importarnos si quiera de que estuviese hablando. Carlos Boyero habla más y mejor que yo sobre Fernán-Gómez y sobre el documental La silla de Fernando en este artículo: “Uno, grande y libre” . Lamentablemente su silla se quedó vacía hace seis meses, su pérdida es irreparable no sólo para el mundo del cine y de la cultura, sino para el mundo en general, puesto que no nos sobran personas tan geniales como él. A partir de ahora, además de en todas sus películas y sus libros, podemos reencontrarnos con él, con su rotunda y sugerente voz envolviéndonos en su magnífica conversación desde su silla, para permanecer a sus pies como niños fascinados que nunca nos cansaremos de escucharle. Nunca sabremos darles del todo las gracias a David Trueba y Luis Alegre por hacernos participes de la maravillosa experiencia de escuchar a Fernando Fernán-Gómez, de acercarnos su silla a nuestra butaca del cine.


PS. Rosebud felicidades y que el cine te siga haciendo feliz...



Video de jetade


LA SILLA DE FERNANDO
España, 2006
Turner Broadcasting System, S.L
Directores: David Trueba, Luis Alegre
Guión: David Trueba, Luis Alegre
Fotografía: Mischa Lluch
Reparto: Fernando Fernán Gómez
Color/ 85 minutos

2 comentarios:

Papagena dijo...

Qué bonita semblanza haces de este gran hombre del Renacimiento, Mr. Ripley, y qué sentida. Disfruté de esta película como de pocas, es cierto que se hace muy corta. También que el hueco que ha dejado Don Fernando es inmenso. Qué suerte contar con personas como tú, siempre dispuestas a recordarnoslo :-)

rosebud dijo...

Que buen regalo de cumpleaños, entre otros maravillosos que he recibido!!

Gracias Mr Ripley