domingo, 30 de marzo de 2008

Los Hermanos Marx

Extracto de la entrevista a Groucho Marx por CHARLOTTE CHANDLER
original publicada por Playboy - 1974
Traducción: Herminia Bevia y Antonio Resines.
El País Semanal - Domingo, 10 de Mayo de 1998



-¿Cuáles son sus primeros recuerdos de la infancia? ¿Hasta qué punto eran ustedes pobres?
-Tanto que cuando alguien llamaba a la puerta nos escondíamos todos. Pagábamos un alquiler de 27 dólares al mes y éramos 10. Los cinco hermanos, mi padre y mi madre, mi abuelo y mi abuela y una hermana adoptada. Éramos 10 y sólo teníamos un cuarto de baño.

-Cuando aún era pobre, ¿qué creía que significaba ser rico?
-Solía pensar que ser rico significaba tener un montón de dinero. Ahora creo que significa tener un montón de dinero.

-Háblenos de sus padres
-Bueno, mi madre venía de Alemania, mi padre de Francia. Cuando conoció a mi madre ninguno de los dos entendía una palabra de lo que decía el otro, así que se casaron. Hablaban en alemán porque mi madre era la más fuerte de los dos. Mi padre no era demasiado culto. Mi madre tampoco, pero era más inteligente. Vivió el tiempo suficiente para ver cómo alcanzábamos el éxito en Broadway.

-¿Y su padre?
-Era un sastre procedente de Estrasburgo, el peor de la historia. Todos sus clientes eran fácilmente reconocibles: una de las perneras del pantalón era más corta que la otra.

-¿Quién les escribía los textos cuando empezaban?
-Lo hacía yo. Excepto en el caso de Harpo, que no decía nada.

-¿Conseguían hacer reír a la gente en aquellos tiempos?
-De vez en cuando. Especialmente cuando Zeppo salía a escena y decía : "Papá, ha llegado el hombre de la basura", y yo le contestaba: "Dile que no hoy no queremos". Otra vez Chico me estrechaba la mano y me decía: "Me gustaría decirle adiós a su esposa", y yo le respondía: "Y a mí también"

-¿Por qué no se reincorporó al grupo Gummo después de la guerra?
-No quería ser actor. Se metió en la industria de la confección. Recuerdo que Gummo tuvo un hijo llamado Bobby, y Bobby llegó un día a casa desde el colegio y su padre le preguntó: "¿Cómo te ha ido hoy en el colegio?". Y Bobby dijo: "Bueno, la profesora nos preguntó a todos quiénes eran nuestros padres, y yo le contesté: "Groucho Marx". Y Gummo le dijo: "¿Por qué le has dicho eso?". Y Bobby le respondió: "A ti no te conoce nadie".

-¿Cómo se conocieron usted y Chaplin?
-Pues verá, mis hermanos y yo estábamos actuando en Canadá, y Chaplin también. Trabajaba en un número llamado A night at the club . Era una representación muy divertida. Recuerdo que participaba una solterona enorme que solía cantar y, mientras lo hacía, Chaplin masticaba una manzana y le escupía las pepitas a la cara. El caso es que un día que estábamos en Winnipeg, mis hermanos se fueron a buscar unos billares donde matar tres horas antes de salir para la costa. Dado que yo no jugaba al billar, que no juego a las cartas ni hago apuestas, y sólo fumo ocasionalmente -justo lo suficiente para toser-, me fui a dar un paseo y pasé ante un teatro desvencijado, el Sullivan-Considine. Oí una carcajada estruendosa y pagué mis 10 centavos. Entré y allí, sobre el escenario, había un tipo pequeño andando en círculos de un modo un tanto peculiar. Era Chaplin. El mejor actor que he visto en mi vida. Todo pantomima.

-Circula el rumor de que usted y Harpo se presentaron una vez desnudos en una fiesta
-Eso fue cuando estábamos con I'll say she is (Y tanto que lo es) y nos invitaron a la despedida de soltero de un amigo que iba a casarse. Total, que Harpo y yo nos metimos en el ascensor y nos quitamos toda la ropa y la guardamos en unas maletas. Íbamos en pelota picada. Pero nos bajamos en el piso equivocado, donde la novia estaba celebrando una fiesta para sus amigas. Así que corrimos en cueros de un lado para otro hasta que apareció un camarero con dos trapos de cocina. Bueno, en mi caso, una toalla de baño.

-¿Tiene alguna favorita entre las películas que los Hermanos Marx hicieron para la MGM?
-“Una noche en la ópera”. Porque tiene escenas estupendas, escenas muy divertidas. Como la del camarote en el que me reúno con la señora Claypool, interpretada por Margaret Dumont. Tengo una cita con ella, y cuando llega a mi habitación salen de ella 14 personas. Disfruté de todas mis escenas románticas con Margaret Dumont. Era una mujer maravillosa. Era la misma fuera del escenario que encima de él, una matrona estirada y muy digna. Y lo más gracioso de todo es que nunca comprendió los chistes.





video de zalagarda


FILMOGRAFIA
1929 Los cuatro cocos (The Cocoanuts) de Joseph Santley y Robert Florey
1930 El conflicto de los Marx (Animal Crackers) de Victor Heerman
1931 Pistoleros de agua dulce (Monkey Business) (1931) de Norman Z. McLeod
1932 Plumas de caballo (Horse Feathers) de Norman Z. McLeod
1933 Sopa de ganso (Duck Soup) de Leo McCarey
1935 Una Noche en la Ópera (A Night at the Opera) de Sam Wood
1937 Un día en las carreras (A Day at the Races) de Sam Wood
1938 El hotel de los líos (Room Service) de William A. Seiter
1939 Una tarde en el circo (At the Circus) de Edward Buzzell
1940 Los Hermanos Marx en el Oeste (Go West) de Edward Buzzell
1941 Tienda de locos (The Big Store) de Charles Reisner
1946 Una noche en Casablanca (A Night in Casablanca) de Archie L. Mayo
1949 Amor en conserva (Love Happy) de David Miller

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Groucho se arruinó con el crack bolsístico de 1929

ximo dijo...

Esas contestaciones de Groucho son lo más grande que ha dado el cine americano. Absolutamente genial

Mr.Ripley dijo...

Bienvenido Ximo!!! Un honor tenerte por esta pequeña salita de cine...tienes reservada la mejor butaca de la sala siempre que quieras pasarte por aquí