sábado, 15 de marzo de 2008

Los idus de marzo

En el calendario romano, los idus eran días de buenos augurios que tenían lugar el día 13 de cada mes, salvo en marzo, mayo, julio y octubre que eran el día 15.
En marzo del año 44 aC, César era dictador vitalicio de la República de Roma y la mayoría de los senadores pompeyanos veían en él un futuro emperador con poder único que privaria al Senado de toda su relevancia. Así que tramaron una conspiración para acabar con su vida. César fue advertido por un adivino llamado Espurina que se guardara de los idus de marzo. Su mujer Calpurnia soñó la noche anterior que César iba a ser asesinado e intentó impedirle que fuera al Senado ese día, pero él no lo consintió. De camino al Senado se encontró de nuevo al adivino al que le dijo riéndose "Los idus de marzo ya han llegado y sigo vivo", a lo que el adivino respondió "Sí, pero todavía no se han ido". Ya en el Senado se consumó el asesinato, cada uno de los conspiradores, entre los que estaba su ahijado Bruto, le asestó una puñalada hasta un total de 23. César fue a morir bajo la estatua de su enemigo Pompeyo tapándose la cara con la túnica para que no pudieran ver su rostro enfrentándose a la muerte.
Sobre el 1599, William Shakespeare escribió su clásica tragedia basándose en la recreación de estos hechos. Y en 1953, John Houseman, que había sido el productor de esta obra en Broadway en 1937 con el Mercury Theatre de Orson Welles, se hace cargó de la producción de la adaptación cinematográfica de la obra para la MGM y Joseph Leo Mankiewicz se ocupará de la dirección de un extraordinario elenco de actores: James Mason como Bruto, Louis Calhern como César, John Gielgud es Cassius (para curiosos decir que Gielgud repetiría en la nueva adaptación cinematográfica de la obra que se hizo en 1970 dirigida por Stuart Burge, aunque en este caso haciendo de Julio César, el papel de Marco Antonio lo hacía Charlton Heston), Edmond O'Brien como Casca, Greer Garson es Calpurnia, Deborah Kerr es Portia y la guinda la ponía Marlon Brando como Marco Antonio. Brando acaparaba en aquella época toda la fama y los premios, sus aclamadas interpretaciones en Un tranvía llamado deseo y Viva Zapata, amén de su carisma personal, le habían convertido en el actor más importante del momento y enfrentarse a Shakespeare era toda una reválida. Mankiewicz quiso que fuera Brando a pesar de las dudas de muchos sobre su capacidad para un papel de esa altura. Brando se preparó a conciencia, escuchó grabaciones de actores británicos declamando a Shakespeare en el teatro para alcanzar una pronunciación adecuada. "Aunque los actores ingleses por lo general son muy superiores a los norteamericanos en el estilo, la lengua y por su familiaridad con Shakespeare, muchos actores británicos no son mejores que nosotros en las obras de este autor" decía Brando. Mankiewicz consiguió una espléndida y rigurosa adaptación de la obra de Shakespeare y Brando nos regaló otra vez una de sus magníficas actuaciones. Podeis apagar la música y comprobarlo.



video de ekadasarudra

JULIO CÉSAR
(Julius Caesar)
USA. 1953. MGM
Director: Joseph L. Mankiewicz
Productor: John Houseman
Guión: Joseph L. Mankiewicz sobre la obra clásica de W. Shakespeare
Fotografía: Joseph Ruttenberg
Música: Miklós Rózsa
Reparto: Marlon Brando, James Mason, John Gielgud, Louis Calhern, Edmond O'Brien, Greer Garson, Deborah Kerr, Georges Macready, Michael Pate, Richard Hale, Alan Napier, John Hoyt, Tom Powers, William Cottrell, Jack Raine, Ian Wolfe, Douglas Watson.
B/N. 117 minutos

1 comentario:

Papagena dijo...

No lo recordaba tan sobreactuado :-/
Lleva mucha razón Brando en que, para estas cosas, actores ingleses. O al menos que no tengan voz de Vito Corleone :-P

Por lo demás, magnífica película :-D